La Sensualidad Irresistible del Color Negro con la Imagen y la Moda

Julio 06, 2017

Tan imponente como elegante y sobrio: El negro.

El tiempo pasa, la moda cambia y el color negro permanece ¿A qué se debe esto?, sencillo. A continuación mencionare algunas razones por las cual el color negro no ha pasado ni pasará de moda.

ELEGANTE: Por ser un color sobrio y oscuro indicado para la noche o cualquiera que fuese la ocasión. Un vestido negro no pasa desapercibido, por el contrario logra que quien viste de negro, destaque. Recordemos que todo lo que representa lujo, viene acompañado de negro.

FACIL DE COMBINAR: Por ser un color neutro, el negro combina con cualquier tipo de piel y color de prenda y estampados sin perder el glamour y la elegancia.

MEJORA LA FIGURA: Hace ver más estilizadas a las personas. Las personas con mayor volumen logran verse muchos más delgadas y sofisticadas.

SENSUALIDAD: Mucha gente percibe el negro como un color elegante y sensual. Durante una encuesta un 66 por ciento de las mujeres coincidieron en que el negro es un color potencial para una primera cita.

TRANSMITE SEGURIDAD: El negro es un color que evoca inteligencia y capacidad de asumir retos.

Tiempo atrás, el negro era únicamente considerado sinónimo de luto. Con el paso del tiempo y los cambios culturales, la percepción de la gente le ha ido concediendo distintos significados tales como tristeza y malignidad. Hoy en día, el negro hace apología a la elegancia y sobriedad.

Es un color versátil que ofrece un amplio abanico de posibilidades al momento de vestir.

"Una mujer nunca va demasiado arreglada o muy desarreglada con un Little Black Dress", dijo alguna vez el famoso diseñador alemán Karl Lagerfeld.

En definitiva, el negro es un color que ha marcado tendencia desde siempre; un color básico que no puede faltar en el closet de absolutamente nadie. Una prenda negra, saca de apuros sobre todo si de eventos nocturnos o formales se trata.

En Imago Consult, asesora de imagen y diseñadora de moda, aportamos al diseño y compartimos la versatilidad, elegancia y sobriedad que lleva consigo el negro.