Arte Vs Vandalismo

Mayo 25, 2017

Si te haces un tatuaje, no podrás donar sangre; cuando seas viejo lucirás mal; no vas a poder conseguir un trabajo decente y entre otras opiniones, suelen ser escuchadas con respecto a los tatuajes. Aunque el tema del tatuaje ha dejado de ser un tabú, aún existen muchas personas que los asocian con vandalismo y drogadicción. Mucha controversia persiste acerca del tatuaje.

No se tiene una fecha exacta del origen del tatuaje. Esta práctica es más remota de lo que se cree. Se dice que hace más de 5.000 años, inicio en distintos países donde en todos y cada uno, se practicaban de una manera diferente.

La evidencia del tatuaje más antiguo, fue descubierta en la momia de una mujer, que se encontraba ubicada en la costa norte Peruana. Se dice que era un gobernante perteneciente a la cultura moche.

En Egipto lugar de donde proviene la henna, las mujeres se hacían tatuajes para representar un estatus social; los aztecas tatuaban niños para rendir culto a los dioses; en la cultura celta se hacía uso de este arte, con fines bélicos.

El catolicismo por su parte llego a prohibir el uso de tatuajes, ya que los consideraban una mutilación al cuerpo, siendo el cuerpo un ente sagrado para ellos.

En el siglo XIX, el explorador Thomas Cook, difundió el arte de tatuar muy popular entre los pueblos de la Polinesia a occidente; a partir de entonces, empezó a evolucionar el concepto que se tenía sobre los tatuajes siendo Martin Hildebrandt, un precursor del tatuaje en el mundo occidental. Hildebrandt era el encargado de tatuar a marineros y soldados con el fin de identificarlos. Abrió su primera sala de tatuajes, en la ciudad de New York.

Para la década de los 70 el movimiento hippie junto con la libre expresión, y las ganas de libertad y rebelión, lograron que el tatuaje cobrara popularidad, convirtiéndose en un fenómeno símbolo de reivindicación.

Infinitas posiciones en contra y a favor de los tatuajes; por un lado quienes consideran los tatuajes, como símbolo de violencia y vandalismo y siquiera mutilación; pero por otro lado, están los seguidores y amantes de estos, quienes lo ven como arte.

Para estos últimos, la piel es un lienzo y a través de los tatuajes puede comunicarse, expresarse y conservarse momentos inolvidables.

Esto dicho, tiempo, horas de diseño, y concentración, son más que suficientes para considerar el tatuaje como arte. Como dicen por ahí: la diferencia entre un cuadro y un tatuaje es, que mientras el primero se cuelga, el segundo está contigo a donde quiera que vayas.

En Imago Consult respetamos las distintas opiniones frente a los tatuajes: valoramos el esfuerzo y profesionalismo con el que los tatuadores desempeñan su labor y el orgullo y personalidad que adoptan, quienes los llevan consigo. Pero por otra parte consideramos que el cuerpo humano ya por sí mismo es una belleza y que no siempre necesita adornos ajenos. ¿Cuál es tu opinión?